PAULA PALACIO, DESDE EL OTRO LADO DEL CHARCO

La ex jugadora de Codema y RGCC, nos cuenta su experiencia en la NCCA y como preparó su ingreso en la universidad neoyorkina de Long Island. Con ella comenzamos nuestro apartado de COLABORADORES, donde iremos subiendo colaboraciones de deportistas, tecnicos, dirigentes…

Hola, soy Paula Palacio:

            Llevo jugando al hockey desde que tengo 8 años. En mi vida deportiva he jugado en tres equipos, mis primeros pasos los di en el Codema de mano de una grandísima entrenadora, Roci, con el Corazón de María conseguimos muy buenos resultados, sobre todo en competiciones de hockey sala, logrando con 12 años un 5º puesto en un Campeonato de España 1ª División senior, aunque mi granito fue pequeño … ahí estuve, el siguiente sueño conseguido fue el primer año que competí en el Grupo Covadonga, en 1ª División, con unas compañeras mayores de las que aprendí muchísimo Estela, Laurita, Marta, Yoli, María, Paula, las hermanas Rivero … ese año viajamos mucho por toda España y fue duro porque competía en senior, juvenil y cadete a la vez, y aunque no logramos la permanencia en 1ª división senior para mi fue muy muy especial, sobre todo por tener a un “padre” con nosotras que nos cuidaba como nadie lo hacía, refiriéndome a Victorín.

Sin lugar a duda el mayor tesoro que me he llevado de todos los equipos en los que he estado han sido las amistades, Marta Farpón, Covadonga Zarauza, Alba Fanjul, Alejandra Ordieres.

Cuando tenía 15 años nos planteamos en casa la posibilidad de estudiar la carrera en EEUU, intentando conseguir una beca (sin ella es imposible por el alto coste económico.)

Fueron dos años muy duros, porque a la vez que preparaba el bachiller y la EBAU, tenía que estar muy encima del inglés. Tuve que preparar dos exámenes específicos, uno el TOEFL que es la certificación de idioma (Ingles Americano) y otro fue el S.A.T. que es la prueba de acceso a la universidad americana, lo que para nosotros sería una EBAU. Tenía mucha presión, puesto que necesitaba una nota bastante alta para poder optar a las universidades que tienen hockey (que casualmente son las mas “exigentes” y caras puesto que son privadas).

Otra cosa esencial para optar a una beca es que los entrenadores de las universidades te conozcan … ¿Cómo se hace eso?, a través de un representante o gestor que hace llegar a los coach americanos un video que tienes que grabar con tus Highlights (mejores momentos). Mi padre firmó un contrato Jorge Carretero de la empresa Global College USA (que encima es de Gijón) Jorge me ayudó muchísimo con todas las gestiones que esto conlleva. Aquí tenéis mi recruitment  video.

Tanto mi padre como un amigo … se lo curraron muchísimo, grabando horas y horas de entrenamientos y partidos, para ir sacando minutos para ese video. Fue muy bonito que tanto el comienzo como el final del video lo grabamos en el Estadio de El Molinón … quedó muy muy chulo. Gracias a ese video que llegó a muchos entrenadores se fijaron en mi, en una universidad que milita en la máxima categoría del hockey nacional del estado de Nueva York, en una zona muy chula. Long Island, Mi equipo “Los Sharks / Tiburones de Long Island University. Cuando nos ofrecieron la beca, fue el premio a dos años de trabajo muy duro de toda mi familia.

Hubo mucha gente que me ayudó en este proyecto, entre ellos Saul Craviotto y María López, ambos grabaron un video también, informes de la Federación Asturiana de Hockey, Estela que me ayudó muchísimo con técnicas para el video … y mucha más gente. Lo principal es confiar en ti, creer que vas a conseguirlo y trabajar por aquello que quieres, que al final siempre llega, aunque parezca que tarda mucho.

El recibimiento en Long Island por parte de mis compañeras fue increíble, pensar que  llegas un día sin conocer el lugar, el país, sin un dominio completo del idioma, sin conocer nada ni a nadie, y que gracias a que unos entrenadores han decido reclutar a gente de todo el mundo, acabes creando una familia con gente que conoces desde hace una semana, pero que acabas viendo mínimo 2 veces todos los días, y que harías lo que sea por ellas, al igual que ellas por ti, no solo dentro si no también fuera de la cancha.

En los dos años que llevo en el equipo hemos logrado llegar a jugar la final de la conferencia los dos años, un sueño que espero que podamos conseguir este próximo año, consiguiendo el ansiado anillo, (sí, como los de la NBA.) En el momento en el que se acaba la liga, se juegan los playoffs, el ganador recibirá el título de campeón, más la oportunidad de jugar el torneo de la NCAA, que sería lo que equivale al campeonato de España pero con eliminaciones en el momento que pierdes, al igual que la liga de conferencia los últimos cuatro equipos que queden en pie jugarían los playoffs nacionales, el campeón aparte del título y el premio reciben otro anillo en este caso con el título de campeón de la NCAA ( Campeón nacional.)

En Estados Unidos dentro de la NCAA hay tres categorías de competición, pero no es como en España, que el equipo que sea está en determinada división por sus logros deportivos, sino que la Universidad entera, con todas sus secciones deportivas militan en la categoría (1ª Div, 2ª Div o 3ª División), yo tuve dos ofertas de Universidades en las que elegir, una en NCAA 1ª y otra en 2ª (Converse University en Carolina del Sur), me quedé con la de primera división por lo que hay muchísima más competencia deportiva.

Como EEUU es muy grande, la competición se divide en Conferencias, mi equipo (L.I.U.) compite en la conferencia NEC (North East Conference), tiene una plataforma que retransmite los partidos online, con presentadores, comentaristas … toda una experiencia.

Las competiciones allí se dividen por semestres, debido a la meteorología, y se dividen en deportes de “Fall” y deportes de “Spring.” Dentro de Fall estarían todos los deportes al aire libre ya que allí en invierno nieva mucho y hace mucho frio, por lo que las condiciones no permitirían realizar nada.

Allí el tema de estudios es muy diferente a España, mi entrenadora marca a principio de año las horas de entrenamiento y las clases se van acoplando al calendario deportivo, así como los exámenes. Yo estoy estudiando un doble grado en Bussiness (rama de marketing y Administración) y Finanzas.

Mi universidad está patrocinada deportivamente por Under-Armour, nos dan toda la equipación, camisetas, chándals, chubasqueros, mochilas, zapatillas de hockey y para correr … Y después de cada entrenamiento nos cogen la ropa para lavarla y devolvértela.

Para que os den la beca es muy importante las calificaciones obtenidas los 5 años anteriores en España (2º, 3º y 4º de la ESO y los 2 de bachiller), entre esas calificaciones, el TOEFL, el SAT te ofrecen una beca académica, y después la entrenadora te ofrece X $ de beca deportiva. Para que te mantengan la beca académica tienes que tener un GPA (nota media anual) bastante alta, allí se presume mucho cuando la media académica del equipo es alta. El primer año conseguí una mención académica por mi GPA. Allí las notas no son del 1 al 10 como aquí, son del 1 al 4. Yo conseguí una beca del 80% y para que os hagáis una idea el año (matricula, manutención y alojamiento) sale por unos 57.000$

Una cosa que me gustó mucho de América es el sentimiento patrio que allí tienen, antes de empezar cada partido, presentan a todas las jugadoras, después todas mirando la bandera y suena el himno americano … mano al corazón … se te pone la piel de gallina, que pena que en España no se respeten tanto esos símbolos como allí.

Yo vivo en el Campus de la Universidad, como la inmensa mayoría de los universitarios, hay algunos grupos de chicas que tienen alquiladas casas, pero para eso necesitas tener vehículo propio.  La Mayoría de las habitaciones son dobles, habiendo también algún triple e individual. Yo estoy viviendo actualmente en una doble con mi compañera de equipo argentina, y la que se ha convertido casi en mi hermana, Malena. En mi equipo no falta la diversidad cultural, ya que hay un poco de todo desde Americanas, Argentinas, Holandesas, Belgas, Escocesas, cuatro jugadoras de Trinidad y Tobago, una chica de Sudáfrica y otra de Nueva Zelanda…pero una sola Española J.

Allí solamente se juega en hierba, aunque estoy intentando convencer a mi coach para hacer algo de sala, no se si entenderán eso de que no se puede golpear ni elevar la bola, pero no hay nada más bonito.

Una cosa que me chocó es que allí los partidos no se pueden empatar, da igual que sea un partido de liga normal, lo de llevarse un punto cada uno no se hace. Una vez terminado el tiempo reglamentario, si hay empate, se juega una prórroga pero en vez del número de jugadoras normal, solo juegan siete a campo entero. Si ni con esto se desempata el partido se ira a shootouts.

Mi día a día allí comienza a las 06 de la mañana con entre 2-3  horas de entrenamiento, seguido de clases y normalmente  entre clases, a la hora de comer tenemos otro entrenamiento pero esta vez solo en el gimnasio haciendo Lyft con el preparador físico asignado para nuestro equipo. También contamos con un fisio que en temporada sale con nosotras al campo mientas entrenamos por si acaso pasa algo, esta siempre disponible para el equipo a lo largo del día, y también viaja con nosotras

Entre los entrenamientos y los estudios allí se tiene poco tiempo para lo demás, eso si, cuando puedo me escapo la Ciudad de Nueva York, que la tenemos a 30 minutos en coche, es una MARAVILLA, los paseos por Central Park, alguna fiesta en Manhattan  y en los Hampton. Este año hice una escapada a las cataratas del Niagara.

Creo que las oportunidades que brinda el sistema americano para los estudiantes son muy buenas, sobre todo para aquellos que quieren poner el deporte por delante, te permite compaginar perfectamente deporte y estudios, aunque a veces puede resultar un poco estresante, y la salida profesional una vez acabada la carrera espero que sea fructífera. Salir de casa nunca esta demás sobre todo por la experiencia personal, y el crecimiento como persona sin tener que depender tanto de la familia y de que siempre este todo hecho.

Espero que esto ayude a alguien a dar ese pasito en caso de duda porque si me preguntasen a mí siempre sería un sí, sin cambiar nada.  Un fuerte abrazo  del N.º 27, desde el otro lado del charco

Compartir
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Pinterest
Noticias que te pueden interesar
Comentarios